Manejo prudente del crédito para evitar el sobre endeudamiento

Manejo prudente del crédito para evitar el sobre endeudamiento

¿Qué es el crédito?

El crédito es un préstamo de dinero que le puede otorgar una institución financiera a un cliente, previo el compromiso de pago futuro en forma total o parcial considerando un valor adicional por el pago de los intereses que compensarán a la institución financiera por el tiempo que no dispuso de esos recursos.

Importancia del Crédito:

El crédito dentro de la economía tiene gran importancia ya que permite a las personas, empresas y los Estados disponer de recursos que, de otra forma, serían difíciles de obtener. El uso del crédito puede incentivar el consumo de las personas, los sistemas productivos de los países. El crédito en los diferentes sistemas de la economía pueden ayudar a fortalecer aspectos como: la inversión social, el desarrollo de proyectos, etc.

Ventajas:

  • Poder adquisitivo inmediato
  • Son otorgados en base a la capacidad de pago
  • Permite crear un registro de las compras
  • Accesible a cualquier tipo de persona
  • Consolidar las cuentas en un solo pago

Desventajas:

  • Generación de intereses aumentando el costo de los productos
  • Puede requerir cuotas adicionales
  • Puede generar dificultades financieras si no hay un adecuado control
  • Induce un mayor porcentaje de compras impulsivas
¿Cuándo ocurre un sobreendeudamiento?

Se produce un sobreendeudamiento cuando el patrimonio y los ingresos de un hogar no cubren el pago de sus necesidades básicas y de las obligaciones contraídas con sus acreedores. De hecho, si la suma total de las deudas supera el 40% de la renta familiar disponible, la familia se encuentra en una situación de alto riesgo de sobreendeudamiento.

¿Cómo evitar el sobreendeudamiento?

A continuación te ofrecemos algunos consejos que puedes seguir:

  1. Realizar un presupuesto periódico de tus finanzas. Esto permite tener un panorama más claro de cuánto se dispone para gastar y ahorrar. Facilita visualizar en qué rubros habrá como hacer recortes si es posible.
  2. Priorizar los gastos que tienes (alimentación, transporte, pago de servicio y de deudas), eliminando los gastos de menor importancia y que representan egresos de dinero.
  3. Revisar las deudas con el objetivo de determinar cuáles pueden ser liquidadas más rápido y si es conveniente consolidarlas o renegociarlas.
  4. Revisar los productos financieros con el objetivo de analizar cuales te brindan verdaderos beneficios.
  5. Planificar las compras a meses sin intereses, manteniendo los pagos mensuales al día evitando pagar intereses.
  6. Los ingresos extras destinarlos al pago de tus deudas a fin de liquidarlas lo más rápido posible.
  7. No liquidar créditos con otro crédito, si realmente no es beneficiosa esta opción podría convertirse cada vez en un problema mayor.
  8. Haz del ahorro un hábito, para ello contémplalo como parte de tu presupuesto y trata de que sea de al menos el 10% de tus ingresos.
  9. No aceptes préstamos que no hayas solicitado.
  10. No gastes en cosas no presupuestadas. No realizar compras innecesarias. Evita en la medida comprometer tus ingresos futuros.

Fuente: Programa de Educación Financiera CFN





Ante cualquier duda, comuníquese con nosotros

info@acl.com.ec

¡Síganos en Redes Sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.